lunes, diciembre 26, 2005

stillman

No sé porque algunas heridas no duelen. O quizás el dolor fue tan intenso que terminó con una severa afectación de la memoria. Y entonces, no hay dolor. O tal vez el dolor es, sencillamente, esto que ya no siento. No sé porque si lloro alguna vez, me siento inmundo, como si no fuera humano. "Como si no corriera sangre en estas venas".

La línea que divide lo natural de lo artificial parece tan endeble, tan ineficaz su definición que debiera abandonar todo intento y reemplazarlo con imaginación, no otra cosa.

- Ø -

Paul Auster. Recorro un par de librerías. Vacaciones. Ciudad de Cristal. No muchos lugares a donde ir, ni muchas ganas tampoco. Nada malo, en absoluto. La vida se extingue, no ésta, la otra. Buenos deseos, soy afortunado. Soy un maldito afortunado.

Mi nombre es... quizá haya escuchado hablar de mí, pero es más probable que no. Da igual, ese no es mi verdadero nombre. Mi verdadero nombre no lo recuerdo. Disculpe. No es que importe. Es decir, ya no. Gracias. Ese no soy yo.

Hay muchas más palabras que decir. Pero creo que no las diré. No. Hoy no. Nada de preguntas, por favor... Gracias.

3

Anonymous Alfonso >>>

Creo que la redacción es tu única y poco importante falla. Buen texto.

9:24 p. m.  
Blogger c >>>

Feliz Año Nuevo... me caga manchar los posts con mi felizañonuevo, pero no queda de otra

8:15 p. m.  
Blogger :tragic hero: >>>

Gracias y, ¡Feliz Año Nuevo! Y que el mundo siga girando.

6:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Principal