jueves, noviembre 25, 2004

periodismo para usuarios finales

Estoy viendo las noticias de la mañana por uno de los canales más sensacionalistas que pueda tener la televisión mexicana (o al menos conocido por mi). La forma en que un acontencimiento público es elevado en importancia, la forma en que los medios de comunicación levantan su dedo acusador en contra de la autoridad ineficiente eclipsa en estos momentos cualquier otra noticia del país o del mundo. Un linchamiento. Es en hechos como éste que la prensa alcanza su climax como redentora de la verdad, se le ve firme, implacable y convincente. Provoca en la gente ese horror que no es capaz de provocar con noticias de otra índole, igual o triplemente más denigrantes. Cuatro conductoras de alma sensible y mostrando grandes senos, enfocadas a cuadro al mismo tiempo, comentan consternadas los hechos y denuncian, si denuncian, el pedacito de porquería de este país que son capaces de (o que les es permitido) mirar, fabrican un mundito que ofrecen al televidente inmerso en sus actividades diarias al que no queda de otra que conformarse con lo que ve y escucha, si acaso sentirse un poco conmovido, incómodo o quizás hasta indignado. Y así la nota se repite una y otra vez cual comercial aleatorio, tantas veces como horarios noticiosos existan, tantas veces sea o no necesario. Todo un trabajo actoral, nada de periodismo. Da lo mismo, en estos canales de televisión, ver telenovelas que noticieros...

3

Blogger Jorge Pedro >>>

javier alatorre es un suplicio. tanto amarillismo le derivará en hepatitis.

2:45 p. m.  
Blogger :tragic hero: >>>

Te aseguro que a el no, a quienes lo vean sí.

6:46 p. m.  
Blogger c >>>

Los noticieros, los dueños de los noticieros más bien, notaron de repente que lo real aflige más que el becerro con dos cabezas, más que el nuevo juguete japonés que eructa y tira pedos. Mostrando lo crudo en toda su crudeza ("la pornografía de la sangre") evitable después de todo, el rating es más seguro que las tetas de Adela Micha. En caso de que existan.

10:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Principal