jueves, diciembre 16, 2004

512KB en RAM

alguien me contó que una ciudad eterna
ardió en llamas grises toda la noche de Mercurio

que el cielo consternado se congeló de tanto no poder cagar granizo

y que la tierra de mis antecesores
se derritió de tanto contener el vómito de magma

que la vida se cansó de todo y se vendió a la muerte

que el tiempo renegó del futuro y del pasado
mientras se dirigía al paredón holográfico

que la libertad fue exiliada
por negarse a elegir un cautiverio de catálogo

y que el perdón quedó esperando tras barrotes
a la justicia tendenciosa

que el recuerdo sangró hasta vaciarse de nostalgias virulentas

que había ojos cerrados apostados por doquier,
armados hasta las pestañas

que cuando se abrieron,
el paisaje pixelado se inundó incontenible de invierno líquido

y que había sido mi culpa,
por olvidarlo todo tan pronto...

2

Anonymous Anónimo >>>

Me gusta y no puedo evitarlo

8:48 p. m.  
Anonymous Anónimo >>>

Me siento sucio! (que diría Daesfinta, aunque en este caso no sea así... iba bien con la frase)

8:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Principal